Encuentra Ayuda y Apoyo,  MAMÁS

Que se me pierde El Niño!

Que malos ratos nos hace pasar Cr.
Con ayer, y en menos de tres años ya se nos ha perdido-escondido tres veces!Y aunque ha aparecido gracias a Dios( desde que soy madre soy más católica que una Carmelita descalza), esos minutos que lo buscas y no lo encuentras son desesperantes.
Mi madre que me decía «tienes que estar aún más pendiente si cabe» , se quedó patidifusa cuando el lunes se nos perdió delante de ella y de 4 adultos más, en un bar de 30 metros cuadrados !
Las dos veces anteriores fue en el mismo parque y mientras estaba con el padre, y aunque ganas de matarlo no me faltaron, con el mal rato que pasamos ambos, lo único que quería era abrazarlo a él y a mí cachorro.
-La primera vez estaba recién parida, y sentada con una amiga en el banco del parque dandole el pecho a mi hija. Él con papa jugando , y a esto que se encuentran a un compañero de trabajo y empiezan a charlar.  Yo con la teta fuera y la mirada clavada en C(porque es muy de salir corriendo tras las bicis, los perros, y todo lo que se mueva a su alrededor) yi marido que hablaba y bajaba la mirada para controlar al niño cada 2 segundos. Pues aún así se esfumo, en medio de un parque lleno de niños hasta la bandera, y muy cerca de bares y carreteras. ¡Que minutos más eternos, que  pensamientos más feos  entraban y salían de mi cabeza ! Y unos 20 metros de allí estaba él,subido a un escenario y montado en una bici que no era suya, tan contento e inconsciente como siempre!
-La segunda vez fue más o menos igual,se despistó de nuevo y se retiró del papa!  Mi marido sin decirme nada fue corriendo a la calle de atrás a buscarlo y el amigo con el que hablaba también aterrado buscaba entre por bares de al rededor .Cuando lo vi llegar, sudando y desencajado ,me alivió darme cuenta de que C jugaba cerca del banco donde me había sentado (el mismo banco maldito)y agradecí infinitamente no haberme percatado de la pérdida hasta el momento de encontrarlo!
-Ya ayer fue la tercera vez y espero que la última ,porque le voy a poner un GPS encastrado en las deportivas .A esto que estamos sentados tan tranquilos en una taperia con unos amigos y mi madre.Desde navidades no pisábamos la calle más que para pediatras y parques y se nos quitan las ganas de más.
C estaba tranquilamente pintado con su amiguita M , nosotros charlando pero alerta y al momento se abre la puerta del bar, sale alguien y el niño ya no está. 
Por diossss! Todos llamándolo, corriendo hacia la calle, busque en el baño, en La Cocina , por todos lados. Gritaba su nombre, y no contestaba. Que angustia pensar que no lo vas a volver a ver, besar, abrazar, y sobre todo regañar, porque en esos momentos tienes las mismas ganas de achucharlo que de echarle un rapapolvo, aunque solo sea por desahogo, porque está claro que el NO se entera. Me da por buscar entre mesa y mesa, detrás de las sillas, y ahí estaba él,en una esquina del bar, no sé si escondido o distraído, detrás una nmesa llena de jubiladas! Que grito dí, qué vergüenza.
Pero como si nada, seguramente no se enteró de que lo estábamos buscando, con sus dinosaurios en la mano y subiéndolos y bajándolos de la pared. 
Aunque ahora me arrepiento lo senté en la silla «castigado»los siguiente 5 minutos hasta que me recompuse y nos preparamos para irnos a casa .
Igual estamos un poco histéricos ,porque hemos visto se perdían varios niños delante de nuestras narices( cosas del destino). Precisamente la semana pasada estábamos en el parque y un padre que venía solo con sus tres hijos empezó a llamar a uno de ellos, y a buscarlo. 
Nada más darme cuenta , y con mi niña embarazos empece a buscar a ese niño como si fuera mío, y que alivio fue colaborar, porque me dio por preguntarle al padre donde tenía aparcado el coche(el niño era más mayorcito), y lo encontré detrás escondido, 10 minutos después de la pérdida. El padre los subió en el coche y para casa blanco como una pared. 
Me alivió ver que hay más» Macaulay Culkin» por el mundo, y que por suerte también tuvo final feliz!
¿¿ Que hacemos con estos pequeños ESCAPISTAS??Directamente no salir, o atarlos a nosotros para que no jueguen más al escondite. No sé si mi hijo es el Houdini del siglo XXI, o es solo una racha de «niño inconsciente».
Se lo hemos EXPLICADO muchas veces y no ve el peligro, ni llora ni se asusta cuando se ve sólo, y aún no entiende los riesgos que corre. 
Pero tampoco podemos salir 1 hora a la calle como los burros, sin poder saludar un segundo a los amigos por miedo a que el peque se nos fugue.
Si a alguna te ha pasado algo parecido , COMPARTE ! Sino espero que no te pase, que las canas salen a puñados después de momentos como este!
Por si las moscas , os dejo un enlace interesante , y muy útil para estos casos, claro que es pura teoría, en la práctica chillaras y sudarás como tod@s!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Wordpress Social Share Plugin powered by Ultimatelysocial