Bebés y Niños,  Diviértete,  Viajes, Juegos y Diversión

Vacaciones diferentes.

Esto de viajar con bebes es muy diferente a hacerlo de «lolailo», antes me cogia una mochila, tres pantalones y 4 bragas y me plantaba en cualquier sitio mientras escuchaba música y me relajaba leyendo la insulsa revista que te dan en el avión. Ahora llevamos tres maletas  de mano, una mochila con la comida, pañales, toallitas , juguetitos,etc.., el carrito doble que hace más bulto que Falete, la mochila portabebes para cuando K ya no quiere carro, las chaquetas por si ponen el aire acondicionado modo Pingü , y una muda a mano por si la niña se hace una de sus cacas explosivas/nucales ( ósea que hay q cambiarle pañal, body , medias, camiseta y pantalón).
En fin , que mi marido y yo parecemos sherpas en vez de comunes viajeros, aunque nos lo tomamos con un humor y más de una vez nos miramos y se nos escapa una carcajada al ver el cuadro que formamos.

Lo «bueno»es que mis niños como vuelan desde que tenían 1 mes él y 3 meses ella , y cada dos o tres meses cogen dos aviones pues están súper acostumbrados a los trámites de pasar por el arco de seguridad, prisas y carreras hasta la puerta de embarque,esperar la colita cortita de Ryanair,  a que todos estemos sentados en el avión y maletas guardadas para despegar, el ensordecedor despegue,etc.. Lo viven con más naturalidad de la que suena, y se duermen automáticamente con el meneito inicial. Justo dos minutos después de coger altura empiezan a acurrucarse y a roncar.
Al aterrizar y empezar el desalojo ellos siguen con la baba caída, y tenemos que espabilarlos para salir.
Uno de los mejores momentos de las vacaciones es ver sus caras de felicidad al ver a los abuelos esperándoles en el aeropuerto, y la de los abuelos al cogerlos en brazos.

No sé si será la extrovertida personalidad de C y K, la crianza que están teniendo, o qué pero son todo  sonrisas, abrazos y cariño para repartir con la familia y amigos, ni un puchero, llanto o extrañar en 16 días fuera de su entorno por increíble que parezca.  Siento que van en el buen camino, en el camino del amor y la felicidad.
Las vacaciones en si, como siempre son ir a nuestra tierra a ver a la familia y amigos, son más nuestra rutina trasladada a otra ciudad que otra cosa. Nos ahorramos cocinar y disfrutamos con la comida casera de la abuela,los paseitos con Málaga de fondo tienen mucho encanto, los grandes parques en cada esquina son un lujazo, las compras low cost de ropa son hacernos a menudo un pretty woman familiar que disfruto como una niña, ver tanta variedad de todo en los grandes supermercados y centros comerciales y tan barato es flipante y muy triste a la vez, disfrutamos las duchas sin estrés y del estar acompañados y ayudados por la familia en casa. Lo de organizar cenas fuera lo hemos hecho dos veces y sin sobremesa claro, es cenar y se me caen de sueño; reuniones con amigos las justas o bien porque los amigos no han tenido tiempo( ellos se van fuera en vacaciones o si se quedan siguen con su vida, obvio) o porque los peques en cafeterías y sitios de adultos pueden aburrirse/excitarse mucho y prefiererimos no tentar a la suerte.

Lo de irnos sin niños ha sido prácticamente imposible, lo hemos hecho dos veces para dos cosas obligadas pero por ocio es inviable, no por el niño que ya se entretiene con todo y se queda con cualquiera, sino por K que sin mama y su teta/chupete no aguanta ni 10 minutos. Hemos asumido que no darán escapadas por un tiempo y así ni nos agobiamos pensando cómo estará K ni desesperamos a la persona que la cuide con sus gritos de sirena, que me están provocando hipoacusia en ambos cais. En unos meses tendrá menos dependencia, esta fase siamesa ya la he vivido hace poco y pasa, a dios gracias.

Lo más heavy que nos ha pasado con los peques ha sido ir por la autovia recién bañados y súper arreglados a casa de unos amigos, que K se cague hasta la nuca el vestido nuevo y que del propio asco se vomite encima toda la fruta! De película!

Con respecto a cosas chulas que hemos hecho y disfrutado han sido muchas : ver tronos de Semana Santa sentaditos como señores en calle Larios ha sido un lujazo, hemos ido a parques gigantes,nos encantó la visita a SeaLife y dar de comer a los tiburones y a las nutrias,hemos celebrado el primer cumple de la princesita varias veces y  súper bien acompañados, cena en casa de los titos, subido en tren, ido a los recreativos, mini sesión de spa cortesía de mi cuñada,  y muchísimos momentos de risas, bailes, y juegos! Otro tipo de actividades , las que tocan ahora!

La despedida sin dramas, ya es costumbre el ir y el venir, y aunque cada vez son más conscientes de lo que se dejan y yo de lo que los necesito, no nos queda otra que sonreír y seguir caminando.
Ahora toca volver a la rutina en nuestra casa y con menos gente, aunque dentro de unos meses ponemos rumbo a Menorca en otra aventura con los primos y titos, somos culillos inquietos, nos va la marcha!

PD: También nos hemos reído mucho con C (2a y 10m)  que ha estado sembrado estos días. Nos ha soltado algunas perlas que os copio para sacaros unas sonrisas a modo de despedida :
– Estamos en el parking  y sentándolo en el coche choca su cabeza con el techo al alzarlo en la sillita y dice él: papa el coche de la abuela es pequeño, nosotros necesitamos un camión!
– En el último día de procesiones de Semana Santa sale la virgen en un trono llorando con Jesus clavado en la cruz, y me pregunta que le pasa . Le explicó por encima como un cuento la historia que le llevó a eso y se queda boquiabierto. Al día siguiente nos encontramos al vecino de arriba en el ascensor y el le saluda tan educado y curioso como siempre:
~ hola hombre, tu como te llamas?
~ hola guapo, me llamo Jesus .
~ ahhh, tú eres el hijo de María! Donde están los clavos? 
– A mi abuela , su «bisa»,grandota y con barriguita prominente, la ve al llegar a Málaga, se acerca , le da besazo y abrazo, y cuando se da la vuelta me dice : » Mama es viejita y tiene todavía un bebé en la barriga».
– Vamos al pediatra para la revisión del año de su hermana y al llegar se va para el medico, que estaba sentado, le choca la mano y le dice:
~Hoy le toca a Carla, que yo no estoy malito.
~Doctor: Tu no estas malito ni tu hermana tampoco.
~ Si, ella ahora es buena y a veces un poco malita!
-Mi marido haciéndome cosquillas y yo meada de risa e intentado soltarme,viene C corriendo y le dice al padre: «no le hagas daño a mama que es mi mejor amiga».

Un comentario

  • Eliana Vasquez

    Estefanía te cuento que con una hija adolescente con quien comencé a viajar cuando ya tenía 5 años, había olvidado por completo lo que es salir de viajes con niños, pero ahora estoy esperando mellizos y pronóstico mis vacaciones tal como lo has descrito en este post, todo este contexto lo había olvidado por completo, pero ahora a reactivarme en esta nueva vida hasta nuevo aviso. Saludos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Wordpress Social Share Plugin powered by Ultimatelysocial