No le digas eso a Mamá.

Blog de Maternidad y Crianza. Estefanía Martín.

Quisiera empezar aclarando que me resulta bastante difícil escribir sobre este tema.No pretendo abrir una brecha entre los que defienden esta práctica y los que no,más bien todo lo contrario,unir y hermanar a ambos bandos, en el camino que defendemos todos: LA VIDA. Aquí os dejo mi humilde opinión de madre,desde el corazón, cómo  siempre, y con todo el respeto que me merece algo tan importante cómo la infancia y la p/maternidad.

EL DESEO DE LOS PADRES:

A FAVOR:  Hablaba con mi marido del asunto,nos poníamos en el lugar de muchas personas que han recurrido a la subrogación,y coincidíamos en que sí no hubiéramos podido hacerlo a los dos nos hubiera gustado tener hijos biológicos,claro que mediante un procedimiento respetado,dónde la única intención real por ambas partes fuera dar vida,y tuviera carácter altruista. Por desgracia esto en la práctica es muy complicado.

Es un hecho que las estructuras familiares están cambiando en el mundo; cada vez existen más familias monoparentales, y del mismo sexo,cada vez existen más casos de infertilidad y problemas relacionados con la concepción y  esta opción les permite ampliar la familia sin perder las raíces genéticas.

Como padres entendemos ese deseo de muchos a tener hijos biológicos.

EL BEBÉ : Es cierto como explicaban desde la Asociación de Mujeres Juristas que :“No está reconocido en ninguna norma internacional un derecho a la paternidad o a la maternidad,”.

Viéndolo desde este punto de vista,velando por el bienestar del bebé es comprensible la postura de los que están en contra.

Es cierto que el recién nacido no tiene ningún vínculo legal o genético con la mujer que lo ha gestado, pero como madre de dos no puedo negar el vínculo que se crea en el embarazo.

Los bebés en el útero perciben el ambiente exterior y les afecta todo lo que vive la madre.

Muchos estudios confirman que lo que se vive en el útero deja una huella de por vida,que condicionará  la salud física y emocional.

Así pues termino diciendo que para hablar con propiedad es mejor vivir las situaciones que se cuentan como hago en cada post, aunque haga haga una excepción por petición de una seguidora.

Espero que con la publicación que sirva para entender un poco al contrario,la dificultad y amplitud del asunto.

¿Y tú que opinas? ¿ Te decantas más a favor o en contra? Déjame tu comentario y COMPARTE el post para que esta realidad llegue a todas las familias que necesiten leer y hablar del tema.❤

 

2 COMMENTS

  1. Yo estoy a favor, pero con matices. Conozco un caso de una pareja de chicos que han sido papas por este sistema, a través de una mamá canadiense. Una mujer de buena posición, buena familia, con sus hijos… y lo hacia para que otras personas pudieran ser padres. Es un tema muy complejo. Y no demos juzgar ni a quién paga, ni a la embarazada, ni a quién esté completamente en contra. Muy buen post! Un saludo

  2. Mil gracias, creo que tenemos posturas iguales! Es un tema muy complicado la verdad, como madre no es fácil pensar en no tener la opción de serlo biológicamente, y entiendo el deseo de esas mujeres, pero también ha de ser todo de manera regulada y lo más respetuoso posible para el bebé! Un beso fuerte y gracias por tu comentario!❤️

LEAVE A RESPONSE

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You Might Also Like

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial