No le digas eso a Mamá.

Blog de Maternidad y Crianza. Estefanía Martín.

Por y para ti Mamá,tú que lo sentiste dentro y lo llevarás contigo siempre: 

“No me puedo ni imaginar por lo que estás pasando, pero me gustaría ayudarte a transformar parte de esa energía que te come, en otra que te dé un poco de sosiego. Puede que hayas perdido la fe, la esperanza, la fuerza… Puede que pienses que la vida es muy injusta, pero por circunstancias he aprendido a mirar las cosas desde varias perspectivas y me gustaría mostrarte una  diferente a la que ves ahora mismo. Yo creo que Dios/el Destino te ha regalado un ÁNGEL. Por algún motivo ese ángel aún no debía llegar al mundo, aún tenía una misión en otra dimensión. A pesar de ello ÉL ya no te abandona, no se irá de tu lado y cuando menos lo esperes,VOLVERÁ. Y tú sabrás que es ÉL. Ahora es normal que estés rota, tranquila, ÉL te ayudará a juntar los pedacitos y a volverlos a unir. A veces la vida nos pone pruebas para el crecimiento personal, no podemos hacer nada para evitarlo. Pero siempre ten presente que la vida le da las peores batallas a sus mejores guerreros.Así que mi consejo es: Cuando más le necesites, habla con ÉL, te estará escuchando y te ayudará. Y recuerda:VOLVERÁ”.
Virginia. Mama.Seguidora del Blog.

Muchas mamás se han puesto en contacto conmigo para contar su historia y buscar apoyo y comprensión en un tema tan TABÚ como éste.Comparto algunas de sus historias porque creo que hacer como si no hubiera pasado no les hace bien, no nos hace bien.

Mama de LUCIA: “En la semana 36 me puse de parto, observaron taquicardia en monitores y me rompieron bolsa. Las aguas estaban teñidas de rojo y me metieron a cesárea urgente por desprendimiento de placenta. Mi hija nació con parada cardio-respiratoria pero consiguieron reanimarla tras 10 minutos.
Las consecuencia del cerebro fueron demasiado para ella y finalmente mi hija falleció a los 3 días por hemorragia masiva cerebral a consecuencia del desprendimiento. Hace poco me dieron los resultados de la placenta y se reveló que era una placenta pequeña con cordón dañado y tumores placentarios.
Cuando falleció fui yo quien la vestí, la lave, le cante una nana y la abrace.
Estar con ella a solas me ayudó mucho a poder dejarla ir. Nació tan grande, tan gordita, tan bonita…
Espero que haya donde este tenga la paz que no tengo yo”.

Mama de TRISTÁN Y CAMILA, madre de 6 angelitos que descansan en el cielo:
Embaraza de 6 meses mi ex pareja me pego un puñetazo en la barriga y el bebé falleció automáticamente por el golpe, Tristán, mi primer hijo.
Después de eso tuve 4 abortos espontáneos, ni si quiera tuve tiempo de ponerle nombre a esos bebes.Según los médicos no conseguían aferrarse al utero cómo debían hacerlo.
Después volví a quedarme embarazada de mi hija Camila. Cuando estaba de 34 semanas,en una ecografía se dieron cuenta de que su corazón no latía.Tenía síndrome de down y otro problemas que no pudo superar. Fue durísimo vivir todo esto. Pensar que posiblemente jamás sería madre.
Después de estos 6 abortos los doctores me plantearon la opción de adoptar, me dijeron que dejara de intentarlo , que mi vida corría peligro. Mi marido y yo empezamos ha hacernos a la idea, pero entonces llegó Esther. Tuve miedo hasta el día del parto, pero nació sana, pese a que los médicos me dijeron que tenía un alto porcentaje de tener también síndrome de down. No quise hacerme la ambmiocentesis. Fuese como fuese mi hija la iba a querer más que a nada en este mundo.
Ahora tengo dos hijas fuertes y sanas,que me dan fuerza a y me guían y 6 angeles en el cielo que me cuidan y me esperan. Nunca hay que perder la fé.

Mama de SEBASTIÁN: Fue un embarazo hermoso, tranquilo, muy cuidado. Llegamos a las 41 semanas y no daba señales de querer nacer, así que programaron una cesárea.Todo transcurrió bien, llegamos a la sala de Recuperación y besé por primera vez esos acolchados mofletes. Pero por la noche su frente estaba azulada, el pediatra le revisó y su diagnóstico fue una mala oxigenación por el líquido que había quedado en sus pulmones. Se lo llevaron a una incubadora. Al día siguiente las noticias fueron devastadoras, tenía una cardiopatía congénita, “Trasposición de GrandesVasos”. Con cuatro días de vida mi hermoso bebé se sometió a una cirugía a corazón abierto,fueron las 5 horas más largas de toda mi vida. Cuando salió el doctor corrimos y el sonrío: toleró bien el procedimiento. Salió en la incubadora del quirófano lleno de tubos y cables, pero sus manitas ya no eran azules, eran rosas y eso me dió mucha paz. Después de todo el esfuerzo, me sentía tan cansada que necesitaba ir un rato a casa mientras papa me hacía el relevo.Cuándo ya estaba lista para acostarme me llamo mi marido: “¡Ven!Rapido, Sebastián lleva dos infartos”. No lo podía creer,se había ido. Entramos a despedirnos de él, no me cansé de darle las gracias por haber venido, por haber luchado, por haberme hecho madre por segunda vez.

Mama de ALBERTO: Ya estaba en la recta final de mi embarazo. Por la tarde empecé con contracciones, iban y venían. Por la noche me dio un dolor muy fuerte y mi marido y yo nos fuimos directos al hospital, nuestro hijo ya venía en camino.Allí empezó el principio del fin. El celador no dejo entrar a mi marido conmigo .Me pusieron monitores, me hicieron ecografia vaginal, pero nada, no encontraban el latido de su corazón. Me puse a temblar.Me hicieron cesárea de urgencia. Cuando me desperté sabía que algo no iba bien.Había llegado con desprendimiento de placenta, y mi bebe en parada respiratoria. Intentaron reanimarlo, pero no pudieron hacer nada por él.Estaba en shock, no podía ni abrir los ojos,me dio la sensación de que estaba soñando, que todo era una pesadilla.Me trajeron a mi bebe, tan pequeño, tan perfecto, me lo pusieron encima, le di un beso y se lo llevaron.Horas después al ver a mi familia sentí que les había fallado por no traer a mí angel con vida.Desde entonces estoy enfadada con el mundo. Hay días en los que no me levantaría de la cama. Y todos los días le pido a mi niño que me ayude a sobrellevar este dolor aplastante,está culpa que me ahoga.

 

Con este Post quiero apoyar a todas las mamás que habéis sufrido una perdida. Aquí tenéis este Blog a vuestra entera disposición, este canal de comunicación abierto siempre que os apetezca.Aquí tenéis a esta madre.

❤El amor de madre no termina con la muerte, lo supera todo❤.

COMPARTE para llegar a más mamás que tanto apoyo necesitan!

LEAVE A RESPONSE

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You Might Also Like

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial