No le digas eso a Mamá.

Blog de Maternidad y Crianza. Estefanía Martín.

Cuando te conviertes en madre tu vida cambia por completo:Tu tiempo se ve reducido a pequeños momentos o directamente se esfuma y te quedas sin él. Si lo tienes a veces te falta energía, y te quedas echando un ojo al móvil, te lías con la casa, la comida, la ropa, o algunas veces, las que menos, te quedas escuchando ese oasis de silencio que se hace bien corto.

Aunque sigas con tu trabajo, con tus gustos y aficiones, aunque quieras seguir siendo la tú de antes, ahora ÉL/ELLA (o en mi caso ELLOS) pasa a ocupar toda tu vida. Cambian tus prioridades,en algunos temas cambias hasta de opinión; como si los de Men un Black te pasaran ese flash que te borra la memoria, y partieras de cero.

¿Y por qué?  ¡ PORQUE MERECE LA PENA!

El embarazo, las pruebas en cada trimestre,la ilusión de lo que está por llegar, lo incómodo del final, el parto, la recuperación, los primeros meses cuál siameses inseparables, los tres primeros y cambiantes años de crianza(los más agotadores),la adolescencia y todo lo que sigue, es duro, pero a la vez una experiencia vital tan enriquecedora y maravillosa que MERECE LA PENA.Una sonrisa suya, un abrazo, una mirada de “te quiero más que a nada MAMÁ”, un “contigo Mami”, saber que eres su mejor amiga, su persona favorita en el mundo, su mayor medicina cuando algo les duele, su mejor tirita cuando se caen, dormir pegadita a su cuerpo y sentirle seguro/a, poder disfrutar de cada paso a su lado,saber que no hay nada ni nadie más importante para ellos que tú ni para ti que ellos: todo eso hace que compense, nos nutre y nos ayuda a seguir adelante.Y ya no piensas tanto en ti, aunque sabes que está  bien seguir haciéndolo y buscar momentos de auto exploración, pero a veces , casi siempre, aunque no quieras, tu mente se desvía hacia tu/s hijo/a.

Yo ya no soy la misma, la que era hace 4 años, no querría serlo, ahora me siento más completa, más cansada, pero completa a la vez, aunque todo sea más abstracto: Mis días son una aventura donde ya no soy la protagonista,comparto reparto con dos mini yoes versión remasterizada,mi deporte es tenerlos todo el día en brazos y corretear detrás de ellos, mi cine son sus dibus, mi banda sonora sus cantajuegos, mis salidas nocturnas se cambiaron por despertares para pipí, agua o teta,mis comidas de empresa ya son sin traje, de pie,con manchas, salpicones y nuevos socios, mis películas de acción siempre acaban a medias mientras roncamos y mis cafés con las amigas ya son siestas y parque junto a ellos.Me encanta mi profesion como abogada, totalmente vocacional y espero volver en un año o dos como máximo, pero ahora me divierte esta faceta cómo bloguera, porque aprendo muchas cosas que me ayudan en mi maternidad y que comparto con la intención de ayudar a las demás mamás que sienten este gran amor y admiración por la infancia;porque a veces escribo con la ilusión de que algún día mis hijos me lean y porque me hace sentir más conectada a la vida que tengo ahora.

Y así celebraremos cada día juntos y súper revueltos, con mucha locura,con mi casa y mi mundo patas arribas, con nuevas alegrias e ilusiones que comparto con mis hijos y tod@s mis seguidor@s ; con días que hacen una trastada detrás de otra, días de gritos, días que me sacan de quicio,pierdo la calma y deseo por un segundo quedarme sola y poder descansar, comer tranquila,abrazar durante horas a mi marido,hacer mis necesidades sin público .

Pero la mayoría de ellos son días dónde los miro y los veo tan perfectos que quisiera comérmelos literalmente,que los beso sin parar,días que les hago mil fotos para capturar esos momentos tan mágicos que corren y vuelan entre mis dedos, días que le doy gracias a la vida por darme tanto y por hacerme sentir QUE MERECE LA PENA.*Dedicado a mis hijos Cristian y Karla, que son mi mayor inspiración y mi más preciado tesoro; y por supuesto a todas las mamás y papás que luchan cada día por la felicidad de sus hijos.

*Si te gusto COMPARTE, merece la pena!

 

2 COMMENTS

  1. ¡Que bonito! Con los pelos de punta estaba mientras que lo leía. Precisamente yo escribía sobre eso en mi blog. Como cambia la vida cuando eres madre, como ellos se convierten en tus centro y en el sentido de tu vida. Verdaderamente es el regalo más maravilloso que a mi me han hecho y compruebo que para ti también. Gracias por compartirlo. Un abrazo

LEAVE A RESPONSE

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You Might Also Like

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial