No le digas eso a Mamá.

Blog de Maternidad y Crianza. Estefanía Martín.

Las madres que eran felices haciendo lo que les salía del moño

Este es un Blog reivindicativo, un lugar dónde  hablar de la maternidad sin complejos, a nuestra manera,con  errores y  vivencias que nos hacen ser las madres im-perfectas, felices, agotadas y locas que somos .

Y me encanta ver que hay que somos muchas las que hacemos lo que nos da la gana, que somos felices desoyendo consejos, dejándonos llevar por nuestro instinto y nuestro moño; luchando por sacar de nosotras mismas todo el miedo y complejo que otros se empeñan en sembrar.

Aunque somos humanas, y a todas de una manera u otra nos afectan las críticas, por supuesto en el ámbito maternal y si vienen de personas cercanas, mucho más.

Ciertas frases “sin mala intención” resuenan en nuestros pensamientos una y otra vez; nos siembran la duda de ¿habré elegido bien?, ¿será lo mejor para el bebé/niño-a?,¿y si lleva razón?

Y poco a poco nuestra autoestima se va desgastando como una ola erosiona una roca, con cada golpe, cada puntillita.

Por eso tenemos que cerrar los ojos en la oscuridad y respirar profundo, escuchar lo que sentimos de corazón, lo que queremos de verdad, y así, mirando a los ojos a nuestros cachorros sabremos el camino a elegir.

Hace miles de años no existían los Medios de comunicación, ni las RRSS, ni siquiera el lenguaje como lo conocemos, y la especie evolucionó hasta hoy, siguiendo el instinto, cada una a lo suyo, a lo que realmente importa: el bienestar individual de nuestros hijos.

Yo en este momento de mi maternidad estoy un poco de vueltas de lo que los demás tengan que opinar, me he hecho de hierro a mi misma, y ya baje Dios mismo a decirme que la teta es Satanas, que el colecho es mal-educar, o que las guarderías son lo más para el desarrollo de la personalidad independiente del bebé  ;seguiré en mi línea y estilo de crianza elegida.

Pero muchas mamás no aguantan la presión de su entorno, de amigas-mamás, de su pareja que no la entiende ni apoya, de la familia, de profesionales médicos desactualizados y con muchos prejuicios que las mal aconsejan y terminan cambiando su maternidad por una edulcoración, y además de todo se sienten culpables.

No puede ser.Es surrealista.

No hay nada más bonito que la libertad de decisión,la información desde el respeto y la empatía hacia el que lo hace diferente pero se siente igual de feliz que tú. Escuchar de un lado y de otro y pararte a sacar tus propias conclusiones en base a tu sentir.

Eso no tiene precio; y será el mejor regalo que podrás hacerle a tus hijos, el ejemplo de una persona que se equivoca, que aprende, que se quiere y por eso quiere a los demás, que se respeta, se hace respetar y respeta a todos,que tiene sus propias ideas, inquietudes y necesidades independientes, diferentes y especiales.

Esa es la mejor enseñanza. Y así sentirá que ser diferente no es malo, que elegir lo que te gusta y no sentirte culpable por ello tampoco lo es, que hacer valer tu opinión y tus derechos no es una opción ni sino una obligación moral para contigo y con los demás.

Yo soy fuerte, aunque mi fuerza crece más y más después de momentos de bajón , y no sólo  por mis hijos, que sacan de mi toda la energía que llevo dentro, sino por mi misma , por la que se quedará cuando vuelen solos, por la que que quiero ser día a día con la seguridad de que equivocándome o no,seguiré siendo yo y no lo que los demás quieren que sea.

Y me equivoco muchísimo, tengo días que mi límite es una fina línea que se borra con un soplido,y algunos feos sentimientos se apoderan a ratos de mi. Pero también tengo días y momentos de amor puro, felicidad plena, alegría  infinita y orgullo de no haber cedido en ningún aspecto por consejo ni opinión de nadie; y con eso me quedo, con esa paz interior que te da hacer las cosas como te salen del moño.

Por los momentos malos se pide perdón, de los errores se aprende,por las cosas que decimos sin sentir, por una mala actuación poco meditada, y se olvidan, porque nadie es perfecto, ni nuestros hijos tampoco, también tienen sus días, sus momentos y su carácter y si ven que te centras más en destacar lo bonito ellos también lo harán.

Eso es ser Resiliente, aprender de lo malo sacando siempre lo bueno, la enseñanza detrás de todo, y siguiendo adelante aún más reforzado,con más fuerza y sabiduría.

Y así es nuestra maternidad, una continua enseñanza que nos hace mejores personas,mejores madres.

¿Tú que vas a hacer? ¿Vas ha hacer caso de lo que te digan a vas a luchar con nosotr@s con el lema #noledigasesoamama?

¿Alguna vez te dijeron algo que hiciera tambalear tu autoestima, tu forma de actuar como madre/padre? Déjame tu comentario, compartir  te ayudará a sacar lo malo y sembrar lo bueno.

COMPARTE para que el mensaje llegue a todas las mamás que necesitan tanto apoyo y empoderamiento.

Ser madres perfectas( ¿eso que esss?) no nos hará mejores, ser madres felices SÍ.

#hazloqueresalgadelmoño

 

LEAVE A RESPONSE

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You Might Also Like

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial