No le digas eso a Mamá.

Blog de Maternidad y Crianza. Estefanía Martín.

La felicidad es un camino , no el final de él, por eso debemos trabajarla cada día con nuestra actitud positiva, sobre todo con nuestra familia, con nuestros hijos.

En ciertas etapas de su infancia o adolescencia sentirás que no es fácil, que no se contenta con nada , pero puedes hacer cualquier momento de la vida de tu hijo mucho más feliz con estos 5 consejos:

1.Hazle sentir importante. Que sepa que es lo primero en tu vida, y que será así siempre.

Es fundamental  que sepa cuánto le quieres, repíteselo todas las veces que puedas, no hay nada más bonito que sentirse querido y valorado. Y que nunca olvide que siempre será así ,incluso cuando estás enfadado/a, cansado/a o triste.

 

 

2. Hazle sentir especial: Cada niño es único y no debemos de tratar cambiar su pureza, su personalidad, con esa que nace .

Acéptalo tal y cómo es , es especial, es maravilloso. Respeta sus gustos, su forma de ser, no trates de corregirlo.Hazle sentir especial por ello, hazle sentir único y maravilloso.

Y enséñale también a respetar a la gente diferente, la diversidad, la variedad de gustos, colores y formas.

 

3.Muéstrale los valores importantes de la vida: Enséñale a disfrutar de las cosas pequeñas, del amor, del cariño, de las caricias, del tiempo, los momentos, las personas, y no sólo de las cosas.

Pasar el máximo de tiempo juntos os hará tener un vínculo más fuerte. Y que ese tiempo sea divertido aún más. Involúcrate en sus gustos y aficiones, intenta comprenderle y oenséñale lo bonito que es vivir, todo lo que tenemos y lo poco que necesitamos realmente para serlo.

 

4.Perdónate/

perdónale:Nada ni nadie es perfecto, todos tenemos malos días y malos momentos que nos pueden distanciar a ratos de nuestros hijos y a ellos de nosotros.

Es importante que pidamos perdón, hablamos las cosas y enseñemos a nuestros hijos con nuestro ejemplo que el rencor y el resentimiento no valen para nada, son sentimientos negativos que se interpondrán en nuestra felicidad. Tomarse un tiempo para perdonar, y hacerlo de corazón aporta cosas mucho mejores.

Hacer cosas mal, tener un mal comportamiento no significa “ser malos”, que tu hijo sepa bien esta distinción; a veces cuando son pequeños juegan al rol de “las etiquetas” por algún comentario que escucho. Los clichés no hacen ningún bien a los niños. Ni malos, ni buenos, ni listos, ni torpes, ni espabilados, ni leches fritas, los niños son cada uno como son , sin etiquetas, sin necesidad de encasillar: ¡SON NIÑOS!

 

5.Apoya sus decisiones, valora sus logros y abraza sus derrotas: Los padres siempre estamos ahí para nuestros hijos, en lo bueno y en lo malo, pero a veces ellos no se dan cuenta.

Es vital que les apoyemos en las decisiones que tomen,que les acompañemos en sus malos momentos , en sus retrocesos, y que valoremos cada paso que dan hacia delante, a veces agigantado, otras veces pequeño pero trabajado.

“Si sienten que no caminan solos darán los pasos con más firmeza”.

Yo pongo en práctica estos 5 consejos cada día, son los que usamos en casa para ser mas felices y hacerlos más felices a ellos.

¿Que te parecen? ¿Añadirías algo más a la lista?

Dejame tu comentario y ¡COMPARTE este Post, para llegar a familias que lo puedan necesitar!

Muchas gracias “Noles”.

*Imagenes: Pinterest.

#blognoledigasesoamama

LEAVE A RESPONSE

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You Might Also Like

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial