No le digas eso a Mamá.

Blog de Maternidad y Crianza. Estefanía Martín.

EL DESTETE 

Lactancia Parte II : el desenlace.

Las decisiones importantes de nuestra vida siempre tienen un fuerte detonante detrás, algo que te hace iniciar o terminar una etapa, cambiar, evolucionar.

Mi reciente gran cambio ha sido DESTETAR a mi hija K, y el detonante mi salud, el lamentable estado de mi espalda, que notaba que se contracturaba un poco más con cada toma, el dolor de cabeza que esto me provocaba y el dolor de pezones después de tantas mordidas y estiradas. Todo esto antes lo soportaba en menor medida con una sonrisa y mucho optimismo, pero la insostenibilidad de la situación se ha hecho inminente.

Han sido justo 4 años,1.460 días de lactancia bendita y disfrutada:un año y diez meses a mi hijo Cr en exclusiva, un año y dos meses a los dos peques a la vez, y finalmente otro año más en exclusiva a la peque.  

Y aunque creo que no he vivido una experiencia más gratificante en la vida he de decir que NO fue llegar y besar el santo, ni todo el monte fue orégano. Pero cuando nos habituamos y salteamos los inconvenientes se convirtió en una bonita manera de alimentarles con lo mejor de mi, de ser su refugio, su consuelo, su templo y su todo.

En la primera parte de este post( Lactancia Parte I,¡si no lo leíste o no te acuerdas aquí te lo dejo http://www.noledigasesoamama.com/index.php/2017/03/06/191/ !) te conté como fue el principio de mi andadura con mi primer hijo. Hoy te contaré la experiencia con mi hija y el final tetil .

Cuando nació mi nena compartimos los tres ese vínculo cuál perfecta pirámide. Lactamos en tándem disfrutando de la bendición que la naturaleza nos regalaba, aunque no todo fue fácil. Mi hija y su forma de mamar inquieta y distraída me provocaron dos mastitis y una obstrucción mamaria. Pero yo seguía empeñada en seguir nadando a pesar de la corriente.

Producía muchísima leche, tipo mamá de sextillizos,tanta que se ahogaba cuando tragaba,con la que después de tres minutos mamando se saciaba y la que nunca lograba acabar.

El hermano mayor no siempre estaba cerca para terminar la toma que su hermana dejaba a medias , aunque ayudaba muchísimas veces y estoy segura que sin él hubiera sido mucho más difícil de lo que ya fue.

Aún así logre superar esas tres dolorosas experiencias, con antibióticos, drenajes y otros cuidados, y continuamos en tándem y a lactancia exclusiva para ella hasta que cumplió los 8 meses.

Después de un año y unos meses en tándem, y 3 años de lactancia ininterrumpida para el primero, sentía un agotamiento terrible. Como pasaba todo el día cuidando de ambos los tenía siempre encima, enganchados, y mi espalda, mi cuerpo y mi mente tocaron fondo.

Decidí hablar con el mayor para ir despidiendo poco a poco a la tetita y lo hicimos con respeto y sin lágrimas.  Lo entendió perfectamente así que creo que estaba totalmente preparado .

Seguí adelante con Karla, agradecida de restar uno y sintiendo la gran diferencia.

Y así de feliz la hemos disfrutado otro año más en exclusiva, creando un vínculo inexplicable, y encantada y orgullosa de tener este súper poder que me ha dado tanto hasta el último día . 

Pero de nuevo he empezado a notar que mi cuerpo estaba al borde del cataclismo,y es que no es moco de pavo estar 4 años, y por duplicado, cargando la espalda con posturas imposibles, con los pezones llenos de mordidas y arañazos de los pellizcos y tirones soportados ,y compaginarlo con las actividades y el estrés de la vida diaria.

Así que después de una siesta de dos horas sin poder sacar mi pezon de su boca apretada, sentí que  la lactancia nos decía ADIÓS con el corazón …. 

Ha sido progresivo, y por eso creo que tan bien aceptado por ella; primero fue el destete nocturno y después ella misma fue reduciendo tomas. Las últimas semanas sólo pedía tetita para quedarse dormida , cuando estaba malita o se hacía daño .

Por lo tanto la sentí también preparada y me decidí a tener con ella esa conversación. Le conté la historia de la teta y me centré en el final de ella.Pareció entenderlo.

Por la noche, llegado el momento de dormir con su teti como había hecho durante 26 meses atrás, se acercó y me la pidió. Le volví a explicar firme en mi decisión que la tetita ya dejaría de dar leche, la abrace con el pecho cargado y se conformo. 

Me dijo que me fuera a la cama con su hermano , que ella iba a dormir con papá en el salón y así hicimos después de un apretado beso.

Por la mañana siempre pedía a las 6.30/7.00 la primera toma, así que se despertó por inercia. Le volvi a explicar y en su lugar le ofrecí leche en una taza chulisima de Spiderman que le compramos el día anterior a petición suya para tal ocasión . La leche era mia, estuve sacándome un buen rato antes de dormir y al despertar, tenía el pecho a punto de explotar. Pero ella no quería mi leche, quería mi teta y mi apego. Deje la taza,la abrace y acune volviendo a explicarle la situación con mimo. Después se bebió la leche y se puso a jugar.

Ha sido muy contradictorio y doloroso para mi decirle que la tetita ya no iba a dar más leche y tener que esconderme en el baño a vaciarme la grandes subidas que me daban . Pero ya no había marcha atrás, lo había meditado mucho y no era consecuente marear a la niña ni retroceder en mi decisión.

Y así he estado varios días, vaciando mis pechos encapsulados,hasta que con dolor y temor por sufrir una nueva complicación fui al ginecólogo y me recetó unas pastillas para cortar la producción de leche.

 Al día siguiente noté menos dolor y subidas menos abundantes, aunque casi una semana después me siguen dando.

Definitivamente en otra vida tuve que ser vaca lechera .

La espalda va mejorando y la pequeña totalmente habituada a tomar leche en una taza en el desayuno y la merienda,con el mismo apego que antes y sin pedirme teta desde el primer día .

Pd: Y aquí se acaba mi historia, mi cuento con final feliz para ambas y con la moraleja preciosa de que lo importante es todo ese bonito camino entre el principio y el final. 

Desde aquí me despido de la LACTANCIA 100% satisfecha, con un sin fin de miradas, caricias y maravillosos momentos que nos ha regalado esta experiencia.

#blognoledigasesoamama

#destete

*Si te gusto mi experiencia déjame tu COMENTARIO y comparte este Post para ayudarme a llegar a más Mamas .

Tagged:

LEAVE A RESPONSE

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You Might Also Like

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial