No le digas eso a Mamá.

Blog de Maternidad y Crianza. Estefanía Martín.

Mi hijo mayor pareció cambiar su comportamiento al cumplir el año y medio de edad. Supongo que un cambio natural de bebé a niño, reafirmación de su personalidad, aunque nos pillo por sorpresa y súper embarazados de la peque.

De manera general, seguía siendo un trocito de cielo, súper cariñoso, inteligente, divertido,pero su comportamiento tenía momentos de desdoblamientos llamativos, en ciertos lugares o con ciertas personas, que dejaban al aire a un niño inquieto,bruto,que le gustaba romper, tocar todo,y sobre todo hacer lo que sabía que estaba mal: un NIÑO MUY TRASTO.

Mi hija K ya nació muy movida, no se si absorbió el cambio de su hermano desde la tripa,pero nos puso complicada la cosa de 0 a 1 año, nada que ver con la experiencia que habíamos tenido con Cr, pero ya pasó. Ahora con dos años y tres meses, parece que se está empezando a relajar.Ahora todo empieza a fluir. ¡Gracias Bondadoso Karma!

Así pues,sus formas de comportarse ,sus etapas de crecimiento, y sobre todo, ellos como seres independientes son súper diferentes, aunque en los “momentos trasto” se contagian y se aúnan hasta que los consigo frenar. ¿Cómo? Pues hablando mucho con ellos, poniendo límites, explicando lo que se debe y lo que no se debe hacer, con mucha paciencia, mano izquierda, y con algún otro grito o regañina cuando las dos anteriores me escasean. Que ni los niños son perfectos ni los padres tampoco lo somos.

En mi humilde opinión de madre, este comportamiento rebelde/trasto/movido de ciertos momentos, es totalmente normal dada su edad.

Confieso, que incluso a veces me resultan divertidas las cosas que se les ocurren, y que les regaño ocultando las sonrisas de orgullo que me provocan. Orgullo porque están vivos y porque están viviendo su infancia como niños , niños que pronto tendrá que comportarse como la sociedad exige y no como ellos sientan . La travesura es y será siempre señal de la inteligencia, imaginación y gran vida interior.Darle otra connotación a estas edades es poco acertado e injusto.

A ellos les gusta hacerse notar,probarlo todo, conocerse, se ponen nerviosos y excitados ante lo desconocido, y se muestran tal y como son, sin máscaras, son auténticos, no tienen filtros: SON NIÑOS.

Pero a algunos adultos les choca que aún, en este siglo, existan niños que se comporten como niños ,y no como pequeños robots adultos.Que se muevan, que toquen y que hablen cuando no se les pregunta.

Sentimiento horrible que a veces se nos contagia al sentir de sopetón ese cambio suyo tan radical y la intolerancia de algunos adultos ante la infancia en estado puro. Y es que fastidia que en casa juegue una hora tranquilo sin dar un ruido y que delante de los abuelos o los amigos a los que sólo vemos veces contadas al año se haga notar de esa manera.

Además también noto que es un bucle del que mi pequeño Mr.Hyde no puede salir una vez que se mete en él.

Pero sé que son días y rachas que van, vienen y  pasarán. Y es importante que todos sepamos distinguir estos niños trastos de los temidos niños maleducados, porque hay mucho ignorante que los confunde. Yo educo a mis hijos cada día, pero no para que dejen de ser niños , por supuesto.

Yo me alegro por los que tenéis niños súper tranquilos, debe ser una gozada inimaginable , pero amigos míos no olvidéis que en la vida todo va y viene, esto no es una línea recta sino un  círculo y si no lo pasas primero seguro que lo pasarás después. Yo ya lo estoy pasando, espero que las energías no cósmicas lo tengan en cuenta 🤣.

Es cierto que nunca pase noches en vela con ellos, son buenísimos para comer, súper sociables, cariñosos, alegres;así que podré superar unos años de travesura. Es más, voy a hacer travesuras con ellos, será más divertido.

Y cuando estén nerviosos y llamen la atención, (momento pretravesura),se pongan en plan trasto y ya no pueda más, ¿ sabéis lo que voy a hacer? Pues darles lo que necesitan, atención , calma y amor, y taparme los oídos frente a comentarios ajenos. Porque a las personas y sobre todo a los niños tenemos que quererlas y apoyarlas cuando más nos necesitan, no apartarlas, y tratarlas mal.

Desde aquí le digo al Mundo que voy a educar a mis hijos para que respeten lo ajeno, las normas, y a las personas, pero NO para que pasen por la vida de puntillas, sin hacer ruido. La vida sólo se vive una vez y la infancia es demasiado corta, así que voy a soltarles el pelo, y a enseñarles a taconear, porque no va a dar tiempo para mucho más . Pronto serán adultos y la espontaneidad y naturalidad de todos sus actos brillarán por su ausencia.

Hijos , seguid siendo vosotros mismos , porque sois maravillosos.

#noledigasesoamama

Pd: Para todos esos Papás y Mamas que como yo se estresan en algunos momentos con sus hijos: son niños y son lo mejor que tenemos .

Y para mi Hijo Cristian , movido, incansable, brutote, descuidado y enfadon : que sepas que te quiero hasta morir,  tal y cómo eres y porque eres ÚNICO.

#blognoledigasesoamama

1 COMMENTS

LEAVE A RESPONSE

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You Might Also Like

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial